Como evitar ser descubierto en lugares públicos

5 julio 2009

Muchas personas son descubiertas con su otra pareja en los lugares mas inimaginables, si uno tiene mala suerte no hay nada que pueda salvarnos, eventualmente un amigo, un familiar, una vecina chismosa y en el peor de los casos nuestra propia pareja formal nos puede descubrir.

Como evitar la catástrofe:

En principio debes tener un plan de contingencias que se traduce básicamente en libreto que debe ser conocido por tu pareja clandestina.

Consejos:

Evita andar tomado de la mano, menos abrazado.

Si eres descubierto no trates de esconderte.

Evita los paraderos de autobus.

Evita ir por calles muy transitadas.

Utiliza un gorro y bufanda en invierno.

Trata de circular de noche.

Escanea la calle con la mirada.

Camina un tanto rápido, no vaya a ser que alguien te alcance por detrás y te reconozca.

Evita lugares muy concurridos.

Debes conocer por donde vive cada amiga, amigo o familiar de tu pareja formal, no vaya a ser que tu  “nidito de amor” quede frente a la casa de su mejor amiga.

En un restaurant o café ubícate en un lugar poco visible desde donde tengas dominio visual de la entrada, nunca te coloques de espalda a la puerta.

Actua con naturalidad y comunícaselo inmeditamente a tu acompañante sin causar alarma.

Ve al encuentro de la persona que te descubrió, salúdala y dile las razones por las cuales estas ahí, preséntale a tu “colega”, “clienta”, “funcionaria con la que estas coordinando”, etc.

No le des demasiadas explicaciones que puedan aumentar las dudas.

Si quien te descubre es una mujer tienes que ser mas cauteloso.

Al día siguiente de ser descubierto debes decirle a tu pareja formal que tienes que asistir a una reunión o conferencia cerca al lugar donde te encontrabas ese día, regresas entonces temprano a casa y le cuentas del encuentro.

Pasados unos días cuando se lo cuenten nadie recordará la fecha exacta pero tu pareja formal si recordará que entonces regresaste temprano a casa.

Si te ven en actitud comprometida, entrando o saliendo de un hotel o discoteca no hables con la persona inmediatamente, asegurate si te ha visto o no, al día siguiente contáctala, verifica si te vio diciéndole: “Te vi ayer en tal sitio”, si te responde que también te vio fíjate bien en su expresión, talvez no se percató que estabas acompañado. Si se dio cuenta de ello no queda mas que decirle abiertamente: “eres la primera persona que me ha visto”, de esta manera ella pensará: “si le cuento sabrá que he sido yo”. Luego trata de ofrecerle una compensación o dile que solo fue una canita al aire, que estas arrepentido y que “la felicidad de tu hogar está en sus manos”. Luego tienes que estrechar los lazos de amistad con esta persona para que además de los sentimientos de culpa que le ocasionarían delatarte, vea que perdería una valiosa amistad o alguien que le puede ayudar en un tema que es de tu dominio. Hazla tu cómplice, las mujeres aman los secretos.

En caso de ser descubierto por un hombre el tema se simplifica, tienes que saber como es su mujer pues si bien es cierto el hombre es muy improbable que te delate, su mujer si podría hacerlo. En todo caso habla con él y pídele con mucho tacto que no se lo cuente a su esposa, todo hombre conoce a su mujer y sabe que tan discreta puede ser.

Si te aventuras a ir al cine con tu pareja clandestina acércate solo a la ventanilla y compra las entradas, ingresa cuando creas que ya han apagado las luces y la película esté por comenzar, entra y sitúate entre las últimas filas, sal último y mientras todos salen aprovecha para atarte los pasadores o leer una revista a fin de que no te vean. La gaseosa y la canchita comprala una vez iniciada la película, debes salir y volver a entrar cuando la película esté en una escena oscura a fin de que la luz no pueda delatarte. No vayas a los servicios saliendo del cine, si tu pareja desea hacerlo espérala en un lugar un tanto discreto desde donde puedas tener dominio visual del lugar.

Como te delatas

5 julio 2009

La única forma de evitar esto es la siguiente:

Mentalmente tienes que hacerte a la idea de que no hiciste nada malo, que todo solo fue una travesura.

Tienes que evitar toda forma de compensación que no tenga justificación alguna, si tienes complejo de culpa tienes que posponerlo, por ejemplo:

Si estas cerca de una fecha especial y pensabas regalarle algo a tu pareja formal, obsequiales algo de mayor valor.

Si quieres compensarla de alguna forma primero inventa un motivo, créalo anticipadamente, por ejemplo: llévala al cine con el pretexto de que ese día las entradas están rebajadas.

Si le regalas algo igual, dile que no quisiste desaprovechar la oportunidad por que estaba a mitad de precio.

El sentimiento de culpa por lo general solo ataca a los infieles novatos, aquellos que son infieles crónicos raramente sufren de ataques de culpabilidad.

Llegando a casa luego de una infidelidad

30 junio 2009

Antes de llegar a casa debemos eliminar toda huella que delate nuestro encuentro amoroso con otra persona, esto incluye no solo rastros en el cuerpo, ropa y automovil sino también en nuestra propia conducta.

En ocasiones debemos agregar los rastros de la actividad que supuestamentes estuvimos realizando, por ejemplo si fuimos a una cena no podemos llegar a casa hambientos o si supuestamente estuvimos en una reunión de amigos debemos oler a licor y estar algo mareados.

Las huellas que nos dejan

Antes de salir del hotel nos daremos un buen baño luego de lo cual el contacto con nuestra pareja clandestina será mínimo a fin de evitar el lapiz labial y el perfume.

La técnica del tabaco

De todas maneras el perfume se impregna en la ropa, una forma de evitarlo es fumar uno o dos cigarrillos, llenaremos de humo la boca y luego lo soplaremos por debajo del sweter, el saco e incluso la camisa, otra forma es la de romper un cigarro, frotar el tabaco entre las manos y luego pasar estas por el rostro y las sienes a fin de neutralizar el olor.

La técnica de la lata de cerveza

Si supuestamente venimos de una reunion de amigos nos compraremos una lata de cerveza e iremos consumiéndola por el camino, con la mano rocearemos algo de ella por la cara y ropa a fin de que el olor sea mas penetrante, utilizaremos también la técnica del tabaco.

La técnica de los ojos brillantes

Poco antes de entrar a casa, a fin de que nuestros ojos cobren ese color rojizo o húmedo de alguien que ha bebido algo, con los dedos levantaremos un poco nuestras pestañas mientras tratamos de pestañear, esto generará algo de lagrimeo, el suficiente para simular el haber bebido un poco.

Debemos conocernos

Cada quién tiene una actitud post-coital, algunos les da sueño, otros sed, otros se ponen eufóricos y llenos de alegría a otros se les abre el apetito, o la combinación de todo ello. La sed y el hambre debemos calmarlos antes de llegar a casa, si nos da sueño debemos finjir no tenerlo realizando alguna actividad, si se nos da por sentirnos llenos de vitalidad debemos mostrarnos cansados y viceversa.

Recordemos que nuestra pareja estará observando nuestra conducta.

Revisando bolsillos

Antes de llegar a casa debemos revisar nuestros bolsillos, previo a ello debemos tener como norma deshacernos inmediatamente de todo aquellos que delate nuestra cita: boletos de cine, boletos de bus, comprobante del restaurant, del hotel, etc.

Antes de llegar a casa debemos vaciar nuestros bolsillos y tratar de recordar algún documento, regalito, algo que nos dieron a guardar, etc, que pudiera delatarnos.

Manchas en la ropa

Si por accidente nos mancharon la camisa de lapiz labial no debemos entrar en pánico debemos conseguir un pedazo de tiza blanca en alguna librería, si ello no fuera posible y la mancha muy notoria, recordemos que en los hoteles nunca falta una plancha, podemos lavar la mancha con jabón de mano y luego plancharla.

El celular en nuestra cita

30 junio 2009

Ya sea que nuestra cita la hayamos justificado con una reunión de amigos, un agasajo, un almuerzo de trabajo o simplemente el quedarnos a trabajar hasta tarde, la movil o celular se convertirá en nuestro mayor problema.

En cualquier momento nuestra pareja echará mano del aparato para chequearnos, verificar que estamos haciendo, etc., además decortar con el momento romántico podrá ser motivo de una discusión con nuestra relación paralela.

La táctica de la batería baja

Esta debe emplearse muy ocasionalmente, para ello debemos ir descargando la batería desde el día anterior, haciéndolo notar a la hora de la cena, en la mañana saldremos “volando” al trabajo olvidándonos el cargador, es muy convincente si mientras estamos conversando por el aparato repentinamente “se agota la batería”, es decir lo apagamos, luego llamamos por un teléfono fijo haciéndo notar el percance.

El ruido de fondo

Si estamos en medio de la cita y nos llaman podemos decir cualquier cosa sin embargo el ruido o la carencia de él podría delatarnos, si decimos que vamos a estar en una reunión de amigos y estamos en el silencio de una habitación entraremos en sospechas.

Igualmente, si decimos que nos quedamos a trabajar hasta tarde cuando en realidad nos encontramos bailando en la disco, a la hora que suene el aparato tendremos problemas.

Una buena opción es no contestar la primera llamada mientras que cambiamos de ambiente y llamamos, la escusa puede ser simple.

Es muy apropiado decir que tenemos una reunión de amigos o con colegas de trabajo, de esta manera podemos justificar el no haber contestado por el excesivo ruido del lugar donde nos encontrábamos.

Otras medidas

Otra medida a tomar es la de llamar antes de la cita tomando cualquier pretexto, esto hará que, salvo un caso extraordinario, nos vuelvan a llamar.

Cualquiera que sea nuestra táctica lo mejor es no emplear siempre la misma sino ir variando, nuestra pareja sabe que una forma de detectar una infidelidad y de controlar los movimientos del ser amado es mediantes este aparatito, cuando salga al mercado la movil con GPS no se como podremos evitar ser descubiertos.

Los riesgos del movil o celular

30 junio 2009

La movil o  celular es el aparato que es de mayor ayuda para el infiel, le permite coordinar, establecer las citas, cancelarlas, mejorar la relación, resolver los conflictos, etc.

Sin embargo es también el peor enemigo, el aparato delata facilmente al infiel y es el principal punto de atención de la pareja cuando esta entra en sospecha.

Por ello debe hacerse un uso mesurado y disciplinado del mismo mientras que la pareja de uno no sospeche absolutamente nada, cuando la pareja comience a sospechar de la infidelidad su uso en presencia de esta debe evitarse totalmente.

Para el uso del celular debemos diciplinarnos, se deben establecer horarios, para ello debe colaborar nuestra otra relación, el problema principalmente ocurre cuando esta segunda relación también está sometida a nuestro engaño.

Por ello, debemos tener pleno control de nuestra segunda relación, debemos acostumbrarla a mantener una disciplina de horarios, nuestra segunda relación debe asumir un nombre ficticio cuando nos llame, en todo caso debe ser una persona relacionada a nuestro trabajo, una colega, una proveedora, alguien que no despierte sospechas en caso de que el aparato sea atendido por nuestra relación estable mientras estamos en el baño o en la cama.

Antes de llegar a casa debemos eliminar todas las las llamadas realizadas o recibidas de nuestra relación ilícita, si nuestra pareja encuentra que mantenemos comunicaciones frecuentes con una determinada persona del otro sexo entrará inmediatamente en sospechas.

Utilizar el zumbador del aparato cuando estemos en casa, de manera que no contestemos las llamadas entrantes sino después que verifiquemos de quién se trata.

Debemos acostumbrar a nuestra relación paralela a evitar el trato personal cuando estemos en casa, debemos asimismo establecer una serie de claves que nos permitan realizar coordinaciones sin ser descubiertos.

Mantener el aplomo, evitar el nerviosismo que pueda traicionarnos.

En general, evitar las llamadas al movil o celular mientras estemos en casa.

Hello world!

28 junio 2009

Welcome to WordPress.com. This is your first post. Edit or delete it and start blogging!


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.